Asahi Pentax S1A: Profundidades Ocultas

Una cesta de chollos en una tienda de chatarra de las Montañas Azules termina en luces centelleantes, largas exposiciones y profundidades de campo planas.

¡Hola LomoAmigos! Decidle hola a Gladys.

Cuando escogí el nombre, estaba pensando en una monja dura como el acero, del tipo que fumaban detrás del rectorado, arreglaban el autobús de la parroquia y no aceptaban un mínimo de insolencia. (y, sin darme cuenta, lograron que me obsesionara con escoger nombres de mujeres comenzando por G: Glory, Gretl, Gladys…)

El pasado Octubre, mis suegros, mi mujer y yo estábamos en Blackheath, Nueva Gales del Sur, en las profundidades de las Montañas Azules australianas, en una tienda de antigüedades/chatarra. Me ocupé de tomar un buen número de fotografías:

Credits: lokified

Mi mujer estaba buscando jarrones, y yo me tropecé con un tesoro oculto de viejas cámaras, unas cuantas en estuches de cristal (con precios desorbitados) y muchas, muchas otras revueltas unas con lotras, cada una a su manera:

Después de una incauta maniobra, la pila entera se desplomó hacia el suelo, y me decidí a revisarlas. Rápidamente encontré una Pentax P30, y una SLR con aspecto de haber sido machacada, una Asahi Pentax S1A con una lente Super-Takumar 55mm/1.2:

Ambas tenían un “$68 sin lente” escrito en la etiqueta. Las llevé al mostrador, donde fui saludado con un severo “¡Usted sabe que no garantizamos que las cámaras funcionen, y que no hacemos devoluciones!”

De acuerdo, pensé, entonces no te diré que las lentes se supone que no estaban incluídas.

La Pentax P30 se vino conmigo, y la vieja SLR fue custodiada por mis suegros hasta Navidad. Como es año nuevo, les he dado una oportunidad, y ¡guau! Estoy muy impresionado.

Credits: lokified

La Asahi Pentax S1A fue el intento de Asahi Pentax en 1963 de realizar una versión para gran consumo de su gama de SLR profesional S, S2, S1 y S3. La contraproducente forma escogida de realizarlo consitió en suprimir la impresión para la velocidad de obturación 1/1000 (que aún está ahí, simplemente no está indicada, simplemente tienes que poner el dial una posición más después de 1/500).

“Esta tiene once. Es una más.”

Además, no tiene exposímetro (en el pasado podías comprar uno de tipo clip-on, pero ya no). Para este carrete, me descargué una aplicación para medir la luz con mi iPhone, y realicé lecturas generales antes de comenzar a disparar en cada lugar.

La lente es muy nítida, con una profundidad de campo bastante plana, y es muy precisa en distancias cortas. Además tiene un ajuste Auto, que te permite ver con apertura completa, o lo puedes ajustar a Manual y comprobar cómo tu vista se oscurece más o menos en función de cómo ajustas la toma. Lo mejor acerca de la lente es, sin embargo, The best thing about the lens, though, el grabado triangular en el cristal:

Esto conlleva a espectaculares explosiones de colores en tus fotos con luz directa sobre la lente. ¡Guauu!

Credits: lokified

Cuando sí que me encontré con algunos apuros fue cuando puse el dial de la velocidad de obturación por debajo de 1/30, el prisma parecía atascarse, bloqueando completamente el visor. Le di un meneo a la cámara que, aparentemente, lo hizo volver a su posición. No lo sabía por entonces, pero esto se debía que todas las velocidades por debajo de 30 eran exponencialmente más lentas de lo que debieran (30 era 15, 15 era 4, 8 era 2, y 1 era unos interminables 9 segundos. Esto terminó en algunas extravagantes largas exposiciones y rayos de luz:

Credits: lokified

De modo que, en conclusión, Gladys y su género son bestias de carga, aún en buenas condiciones, a pesar de los años. Si lográis localizar una, cogedla.

written by lokified on 2013-02-28 in #reviews #slr #asahi #s1a #pentax #analisis #camara

More Interesting Articles