Dobles con flores: cuantas más, mejor

Hay algo muy atractivo con las dobles exposiciones, algo que captura la verdadera esencia de la fotografía analógica. Tiene que ver con la experimentación, el resultado desconocido, y el elemento aleatorio. Combinar dos exposiciones puede ser particularmente gratificante una vez que agregues flores a la mezcla.

Cuando se toman múltiples exposiciones puede ser gratificante al combinar algo con un patrón, tal vez algo colorido como las flores como una de las exposiciones; esto servirá como un telón de fondo o como un velo para la segunda exposición, que incluso podrían ser más flores, o algo inocente como niños.

Credits: impaktor

Uno puede también trabajar con el contraste y probar el balance de las flores con algo que pueda ser interpretado como su opuesto.

Pero mi regla favorita en lo que se refiere a dobles, es que no hay reglas. Haz lo que sea que quieras; sé curioso y experimenta, así es como consigues algo nuevo y original. Tal vez, ¿y si intentaras aumentando el número de dobles exposiciones accidentales al ser un poco descuidado, sin mantener la cuenta al enrollar la película hacia delante después de cada exposición? ¿Tal vez la imagen luzca mejor como negativo en lugar de positivo? ¡Tú decides!

written by impaktor on 2013-05-07 in #gear #tipster

More Interesting Articles