Escanéalas tú mismo: Al estilo Lo-Fi

¿Quién dice que tus fotos escaneadas tienen que ser lo más parecidas posibles al negativo? He encontrado una manera de baja fidelidad para escanear negativos, dando a tus fotos un look antiguo.

En mi investigación por el escaneo D.I.Y., pensé que podría mejorar mi técnica habitual, que consiste en colgar el negativo en la ventana, tomar una foto de este y luego invertir los colores en GIMP.

Este nuevo método tiene un efecto secundario negativo (sin doble sentido). La película no es plana, así que traté de ponerla entre dos placas de vidrio para que se aplanasen, y después puse un espejo debajo, en un ángulo para desviar la luz del sol y que esta brillase desde abajo de la película, funcionando así como una luz de fondo. A continuación tomo una foto de la película con mi cámara digital, e invierto los colores en GIMP.

Los resultados salen arañados y carentes de profundidad de color por razones que desconozco. Sólo puedo estipular que por alguna razón, el doble vidrio bloquea una parte del espectro (aparte de la parte ultravioleta). Ahora bien, esto en realidad puede ser algo bueno, siempre y cuando quieras conseguir ese aspecto viejo y demacrado.

También, unas palabras sobre la inversión de colores. No es tan fácil como pulsar “invertir” Ctrl + I, ya que en la mayoría de las emulsiones todos los colores cambian a azul, por lo que tienes que cambiar los canales RGB por separado. O si tienes un Iphone o Android y quieres escanear películas de 35 mm, siempre puedes comprar el escáner para smartphones disponible en Lomography.

written by impaktor on 2014-01-08 in #gear #tipster #hazlo-tu-mismo #diy #analogico-a-digital #escaneo
translated by jamonbjork

More Interesting Articles