Por los surcos de un vinilo

2014-02-06 6

¿Por qué el vinilo ha intentado ser sustituido por el CD? ¿Es que estamos todos locos?

© Antonio Carralón

Me recuerdo con 15 años buscando en la tienda del barrio entre montones de ejemplares de este preciado formato y maravillándome con sus portadas, con los diseños que los artístas hacían para enmarcarlos en esas doce pulgadas de talento. Pero de repente llegó el futuro, el láser, el disco compacto y aquellos soportes se redujeron a una miserable circunferencia de ¿doce centímetros? ¡Vaya chasco! Al menos, dijeron, un CD duraba toda la vida y el LP se rayaba con mirarlo. Pues yo he perdido la cuenta de los CDs que se me han rayado, decenas. Y ¿cuántos vinilos? Ninguno. El vinilo se raya si lo tratas mal, el CD si lo tratas mucho. Y ¿qué decir del fenómeno de la piratería? Las nuevas tecnologías, al igual que la palabra, en buenas manos son estupendas pero, y me avergüenza decir ésto, estamos hechos para destruir y arruinar cosas y el láser, los ordenadores y las grabadoras han sido utilizados para que unos cuantos sinvergüenzas, muchos, se enriquezcan a base de copiar ilegalmente los trabajos alojados en ese soporte digital tan novedoso y moderno. Pues bien, ¿cual es la solución? El vinilo, aquel que no se piratea tan fácilmente. ¿Que es muy grande y actualmente las casas son cada vez más pequeñas y el número de discos susceptibles de ser comprados muy alto? Pues en vez de la bicicleta estática pones una estantería con vinilos en tu salón y sales a montar al campo. ¿Que el vinilo no te lo puedes llevar en los cascos para ir al trabajo o la universidad? No pasa nada, las nuevas tecnologías también se pueden usar para hacer la vida más bonita así que, señoras discográficas, cuando publiquen un disco, háganlo en vinilo e incluyan en el mismo una dirección Web para descargárselo en mp3. Seguirá habiendo indeseables que lo copien ilegalmente pero recuperarán algo que nunca, nunca debió olvidarse. Además ¿qué fue de capturar la magia del estudio? ¿De tener un buen equipo y dejar que lo que allí se fraguó penetre en las venas a través de la aguja de un estéreo? El formato digital no reproduce la onda original de sonido sino que la mide y la aproxima al valor más cercano que es capaz de representar. Una chapuza, vaya…
Pero la cordura parece volver en sí y tras unos tristes años en la sombra el vinilo vuelve a hacerse notar llenando estanterías de tiendas de discos y convirtiéndose, además, en el rey de las ediciones deluxe. Así que hagamos caso a lo que Pearl Jam ya proclamaban en 1994 a voz en grito y Spin the black circle!

escrito por buque el 2014-02-06 #vídeos #lifestyle #cd #lp #compact-disc #vinilo #pirateria

¿Te gusta lo que ves? Haz clic aquí para más artículos festivos e inspiradores, en nuestra página Happy Holidays. ¡Podrás entrar en un concurso increíble para ganar una Hamper de Lomography, hacer un quiz divertido, y conocer todas las ofertas diarias más recientes!

6 Comentarios

  1. jandra
    jandra ·

    muy bueno, totalmente de acuerdo y gran selección musical....

  2. ancalu
    ancalu ·

    yo sigo siendo de vinílo, gracias por el artículo

  3. buque
    buque ·

    Me da la impresión de que por aquí muchos seguimos siendo de vinilo, jeje.

  4. cripeka
    cripeka ·

    otra que sigue con vinilos... ¡gracias por este artículo tan interesante!

  5. warning
    warning ·

    uy que temazo, vi a Pearl Jam en San Sebastián con placas en las anginas y 39 de fiebre. Casi me ahogo cantando esta canción. ¡Buen artículo!.

  6. buque
    buque ·

    En su día se especuló con que el tema era un alegato de la heroina, por eso de "See this needle... See my hand... Drop, drop, dropping it down...oh, so gently..." Pero no, luego se vio ¡que era adicción a los surcos del vinilo!

Más artículos interesantes