Momentos Lomo LC-A (Parte 2)

2016-06-23 1

La LC-A es más que un simple dispositivo de grabación inanimado. Con el paso de los años la LC-A se ha convertido en el testigo silencioso de momentos memorables. Una gran compañera en eventos clave de la vida. La que guarda todos esos emocionantes recuerdos. Por sus 32 años, lomógrafos de alrededor del mundo comparten cómo esta maravilla analógica se ha convertido en parte de su propia historia.


hodachrome

He tenido unas cuantas experiencias memorables con esta cámara. Hay demasiado que recordar pero lo más maravilloso para mi es que hice amigos por todo el mundo. Para mi, LC-A es como una lengua oficial que puedo hablar perfectamente con cualquiera al que le encante.

Créditos: hodachrome

roman_sekatsky

Para mi, la LC-A es una cámara mágica y muy especial. Me costó acostumbrarme a ella pero ahora estoy loco por mi LC-A. Los mejores momentos para mi son cuando disparo con películas diapositivas o la LomoChroma Púrpura, descubriendo las exposiciones múltiples (tenía una vieja cámra soviética así que tenía un par de problemas con esa opción) y, por supuesto, tener la posibilidad de llevármela a todas partes. Disparar con ella me llevó a descubrir cosas nuevas. Sinceramente, no puedo imaginarme poder crear cosas sin esta increíble cámara.

Créditos: roman_sekatsky

wil6ka

Mi primer encuentro con Lomography empezó con la LC-A. Tardé unos años en entenderla perfectamente—-las distancias que tenía que recordar, y las virtudes y problemas que eso conllevaba. Pero un buen día, empecé a vivir el momento con la LC-A y LC-A+ aparte de capturarlo. Una vez que encontré la dirección adecuada en este laberinto, se me abrió un mundo nuevo, que me llevó a la LC-Wide y LC-A 120. Creo que es más fácil ser un buen fotógrafo que un buen lomógrafo. Lo veo en otro nivel porque realmente te colocas en la imagen y le das vida.

Créditos: wil6ka

< Para mi, LC-A es como una lengua oficial que puedo hablar perfectamente con cualquiera al que le encante. – hodachrome

bloomchen

Compé mi primera LC-A en 1998 así que tengo muchos recuerdos importantes que compartir: unas preciosas vacaciones con mi novia cuando nos fuimos con mi Citroen 2CV por Córcega, Francia o cuando saqué fotos en la boda de mis mejores amigos.

Pero me gustaría compartir un recuerdo del que no me atreví a sacar una foto. Estaba de vacaciones en Normandía, Francia, con mi novia y mi hijo de 3 meses. Conduciamos por la costa en caravana y mi hijo estaba durmiendo cuando llegamos a la playa de Omaha. Aparqué la caravana cerca de la playa y le dije a mi novia que bajaría rápido a la playa para ver las vistas y sacar una foto.

En ese momento, pasó un bus con veteranos de la segunda guerra mundial. Se bajaron y fueron a la playa en la que habían luchado hacía 60 años durante la guerra. Me metí en el grupo porque quería sacar alguna foto con mi LC-A. Esta a un par de pasos de tres veteranos que se estaban abrazando. Una oportunidad increíble para sacar una foto hasta que escuché de lo que estaban hablando.

Uno de ellos estaba compartiendo un recuerdo de aquel día y dijo algo que nunca se me olvidará: “La parte delantera de la barcaza de desembarco se rompió y supe que iba a morir. Pensé que si me movía me dispararían. Pero sabía que si no me movía me aplastaría. No sabía qué hacer así que me moví.” Sobrevivió y estaba de pie en la misma playa 60 años después. Estaba llorando al igual que los otros dos veteranos que se cogían de la mano. Sentí que me subían las lágrimas y bajé la cámara.

Sigo pensando hasta hoy, que les habría encantado si les hubiese hablado y les hubiese preguntado si podía sacarles una foto, pero estaba tan emocionado que no se me ocurrió en el momento. Cuando volví a la caravana mi novia me preguntó que había estado haciendo durante casi una hora. Le conté lo que había pasado y nos pusimos muy tristes.

Créditos: bloomchen

novotao

Fui a una cita con mi novia (¡también le encanta Lomography!) y quería sorprenderla así que me llevé la Lomo LC-A. Cuando intentamos disparar con la LC-A no funcionó. No sabíamos que la tapa de la lente tenía que estar completamente abierta. Solo nos dimos cuenta un par de días después. ¡Esa fue nuestra primera cita con la cámara!

Créditos: novotao

lostlittlekid

La LC-A es muy especial para mi ya que fue una de mis primeras cámaras. He experimentado a menudo con ella y practicamente me la llevo a todas partes así que hay muchas experiencias memorables. Si tuviese que pensar en un momento importante con la cámara, creo que sería mi primer cambio de película con @ediblestrange. El proyecto era intimidante, como siempre que haces algo por primera vez, pero a la vez muy emocionante y muy divertido para ambos. En el proceso, la fui conociendo cada vez mejor y entendí mucho mejor como usar mi LC-A de manera efectiva. Fue por esto por lo que decidí involucrarme en más proyectos dentro de la comunidad de Lomography. Esto me ayudó a conocer a gente con talento y divertida que se han convertido en grandes amigos.

Créditos: lostlittlekid

< Para mi, la LC-A es una cámara mágica y muy especial. Disparar con ella me llevó a descubrir cosas nuevas. Sinceramente, no puedo imaginarme poder crear cosas sin esta increíble cámara. – roman_sekatsky

mrcstar

LC-A es el icono de Lomography. Es una cámara en la que puedes confiar en cualquier momento, con cualquier tiempo. Usando cualquier película o capturando diferentes ambientes. Es modesta y da claros resultados. Es una buena amiga durante los viajes. Quiérela y será recíproco.

Créditos: mcrstar

ekeupratama

Realmente puedes confiar en esta cámara. He ganado varios concursos, LomoHome del Día y Foto del Día con mi LC-A+RL. Creo que esos son mis momentos memorables con esta cámara.

Créditos: ekeupratama

clownshoes

Cuando dispares con la LC-A, asegúrate de seguir la Regla de Oro #1 (Llévate tu cámara a donde quiera que vayas), porque la LC-A puede acompañarte a todas partes sea tierra o mar. Rompe la realidad, usa un flash para sacar instantáneas cándidas y hasta bucea con la LC-A en su carcasa Krab.

Créditos: clownshoes

< LC-A es el icono de Lomography… Quiérela y será recíproco. – mrcstar

robertofiuza

En un reciente Lomo walk en Porto, @lovesickewerton cogió prestada mi LC-A porque solo había usado cámaras de plástico hasta entonces y quería probar una con exposición automática. Durante el paseo, fuimos a una estación de metro. Mientras estaba dando unos consejos, ¡salto del andén a las vías de tren para conseguir una mejor perspectiva del túnel! No es algo que ves a menudo aquí ¡y hasta está prohibido!

Créditos: robertofiuza

jazztrio2014

Me encanta mi Lomo LC-A porque es indestructible y nunca me ha decepcionado hasta ahora. Hasta después de una caída, que rompió un poco su carcasa, siguió funcionando perfectamente. La cámara había cambiando un poco pero me gusta aún más así. ¡Es una tecnología rusa indestructible que durará hasta la eternidad! Así que esta cámara siempre está en mi bolsillo.

Créditos: jazztrio2014

bravopires

Se dice que las cosas que no nos importan se olvidan en alguna parte de nuestra memoria. Esto en cambio, sigue siendo un recuerdo muy fresco para mi. Mi primera cámara fue la LC-A+. Al principio tenemos que aprender el abecedario y como escribirlo. Yo no sabía ni como cargar el carrete. Así que fui a una tienda de fotografía y le pregunté al empleado si podía hacerlo por mi. Sonrió y lo hizo rápidamente. Unos cuantos días más tarde, le traje la película, una Fuji Superia 200, para procesarla e imprimirla. Cuando volví a por las impresiones, me contó que cuando vió la cámara pensó: “¡Otra cámara basura!” Pero cuando vió los resultados estaba sorprendido con la “definición de las imágenes.” Seguramente estaba intentando entender como una cámara con esa apariencia podía sacar fotos tan excelentes. Fue un evento muy simple pero la verdad es que nunca se me olvidó.

Créditos: bravopires

nural

Cada momento con mi LC-A es memorable. Desde el día que la tuve en otoño de 2010, ¡nunca se ha separado de mi y ha sido una compañera fiel en muchas aventuras! Aún así, hay un recuerdo del que me acuerdo especialmente: mi viaje a Grinzing, Autria. Estaba en Viena y decidí coger un tranvía a la ciudad del vino con mi LC-A y unas películas Fuji Sensia. ¡Los resultados de este LomoWalk solitario siempre han sido mis capturas favoritas! Me lo pasé tan bien ese día que llevé a mi marido hasta allí en nuestro último viaje a Viena para revivir mis recuerdos.

-

Lee la primera parte de esta serie especial aquí. ¡No te pierdas más historias divertidas e inspiradoras mientras viajamos por el tiempo y los recuerdos con la LC-A!

escrito por Eunice Abique el 2016-06-23

¿Te gusta lo que ves? Haz clic aquí para más artículos festivos e inspiradores, en nuestra página Happy Holidays. ¡Podrás entrar en un concurso increíble para ganar una Hamper de Lomography, hacer un quiz divertido, y conocer todas las ofertas diarias más recientes!

Producto mencionado

Lomo LC-A

Lomo LC-A

Conviértete en todo un profesional de la fotografía analógica con la familia Lomo LC-A. Consigue el mítico 'estilo Lomográfico de 35mm' con viñeteados enigmáticos, colores atractivos y una saturación intensa. La Lomo LC-A es un clásico Ruso con ajustes de apertura regulables. ¡La Lomo LC-A+ tiene una fantásticas prestaciones adicionales, como la posibilidad de realizar múltiples exposiciones, una gama de ISO expandida hasta 1600, y un cable para liberar la obturación!

Un Comentario

  1. guanatos
    guanatos ·

    muy fan de todas estas historias :)

Más artículos interesantes