LomoWomen: La Fotógrafa Lídia Vives Sobre Autoretratos

Marzo es el mes de la Historia de las Mujeres y queremos conocer más de cerca a las mujeres extraordinarias de todo el mundo que se esconden detrás de la cámara. Hoy entrevistamos a Lídia Vives.

La fotógrafa Lídia Vives ha pasado de las selfies a los autoretratos de la mano de un arte que ella misma describe como inquietante. Su obra se caracteriza por ocultar secretos y por crear un mundo onírico que el público debe interpretar. ¿Te imaginas fotografiar sueños? Sigue leyendo y entrarás en el mundo particular del arte de Lídia.

Hola, bienvenida a la Revista Lomography. Durante el mes de la Historia de las Mujeres queremos conocer más de cerca el trabajo de fotógrafas. ¿Podrías presentarte a la comunidad Lomography?

Me llamo Lídia Vives. Nací en Lleida en Enero de 1991 aunque resido en Barcelona. Hago fotografía artística y estoy especializada en autorretrato. Mediante el maquillaje, vestuario y acting suelo convertirme en otras personas, o más bien muestro mis otras caras. También he hecho editoriales de moda y sesiones de fotos a grupos de música.

¿Qué fue lo que te hizo darte cuenta de que te querías dedicar a la fotografía?

En un principio yo no tenía ningún interés en la fotografía. De hecho lo veía como un medio documental que me servía para captar recuerdos. Mi intención era convertirme en pintora hasta que un día fui con el colegio a una exposición de Henri Cartier-Bresson. Me gustó muchísimo y vi que la fotografía podía ser algo artístico.

Pasé de hacerme selfies con el móvil a comprarme una cámara bridge y experimentar más como fotógrafa que como modelo; a pesar de que se tratara de autorretratos esta vez yo era un medio y no un fin.

La mayoría de tus modelos son mujeres ¿Es por algún motivo?

Siempre digo que aunque la modelo sea otra sigue siendo un autorretrato. La mayoría de mis fotografías hablan de experiencias personales, sensaciones que he tenido, miedos, sueños… son como un exorcismo. Si trabajo tanto con el autorretrato es porque considero que nadie puede contar mi historia mejor que yo. Por eso cuando trabajo con una modelo le indico con todo detalle cómo tiene que posar y qué expresiones debe poner.

La mayoría de las veces son mujeres por el simple hecho de que me sentiré muchísimo más identificada con ellas que con un hombre.

Nos ha maravillado la manera particular con la que representas el mundo. O mejor dicho, tu mundo. ¿Podrías explicarnos qué mundo creas en tus fotografías?

Un mundo onírico, normalmente agresivo, oscuro y peligroso… aunque a veces me gusta añadir toques de humor. Siempre pienso que mis personajes son malvados, tristes o están asustados.

¿Tienes alguna expectativa sobre la interpretación que hace la gente de tus fotografías?

Siempre espero que no se vayan por las ramas. No me gustan los análisis exageradamente profundos… los encuentro pedantes, pero no puedo evitar que la gente haga eso. Sencillamente espero que disfruten y si se sienten identificados mejor. Me alegra especialmente cuando disfrutan del color, eso me halaga muchísimo. También me gusta que sientan un poco de miedo, no sé por qué.

¿Qué mensaje quieres transmitir a través de tu obra?

Soy una persona muy silenciosa. En todos los sentidos. No soporto el ruido y a penas hablo… mujer de pocas palabras, que se suele decir. En la fotografía he encontrado una forma muy placentera de expresarme. Disfruto con ello y me abro al mundo de un modo indirecto. Para mí es más fácil así porque lo cuento todo… pero no todo el mundo lo entiende. Es como explicar la verdad a medias.

¿Tienen tus fotografías un público concreto?

Sí y no… concretos en plural más bien. Miro mucho las estadísticas y me fijo en el tipo de gente que sigue mi trabajo. Sé que mi público se divide entre fotógrafos (en su mayoría), gente a la que sencillamente le gustan mis fotos, gente a la que le gusto yo y gente del mudo del arte como, por ejemplo, coleccionistas. También sé que la mayoría son mujeres de mi edad y que viven en Madrid.

Antes de acabar, nos gustaría proponerte un desafío. ¿Lo aceptas? Resume tus fotografías en 3 adjetivos.

Pictóricas, inquietantes, oníricas


Muchísimas gracias Lídia por tus palabras y por compartir con nosotros un pedacito de tu mundo. Si quieres saber más sobre ella y su mundo, visita su página web y síguela en Instagram .

escrito por martagruesocoy el 2018-03-23

Kickstarter

Al traer una estética icónica a la fotografía instantánea de formato cuadrado, la Diana Instant Square llena marcos con colores fuertes y saturados y viñetas intensas y caprichosas. Diseñada para dejar volar tu inspiración, nuestra última innovación presenta un modo de exposición múltiple, un modo B para exposiciones largas, un adaptador de zapata y ¡mucho más! Incluso es compatible con todas las lentes creadas para la Diana F + para que puedas agitar tu perspectiva en cualquier momento y en cualquier lugar. No habrá dos disparos iguales. ¡Apóyanos en Kickstarter!

Más artículos interesantes