¿Estás registrado? Inicia sesión | ¿Eres nuevo? Regístrate | Lab | Estás en:

Capítulo 28: Babushkas y Lomo Embajadas en San Petersburgo

Este extracto se ha tomado de "El Gran Libro de la LC-A". Pronto, más capítulos...

ALEKSANDR MIKHAILOVICH ARONOV: EL JEFE DE LOMO PLC
El Dr Aronov es el hombre que está detrás de las decisiones que hicieron posible la fabricación de la LOMO LCA+. Al Presidente de la Junta Directiva de LOMO PLC le gustó desde el primer día la idea de recrear la LOMO LC-A e hizo todo lo que estuvo en su mano para hacer realidad la producción china. Lo dispuso todo para enviar el paquete de 20kg con 300 dibujos técnicos de la cámara a China y también acordó reestablecer el taller de fabricación de la lente Minitar 1 en San Petersburgo. Aleksander Aronov es un ávido seguidor de la Lomografía aunque prefiere concentrarse en cosas serias. Conduce exitosamente la compañía óptica con su carismático aunque encantador estilo y le gusta coleccionar libros en su tiempo libre. Lee más sobre el viejo amigo de los Lomógrafos en la página 546.

A pesar del recién establecido contrato, que aseguraba la existencia de la pequeña LOMO LC-A en los años venideros, la camaradería entre LOMO PLC en San Petersburgo y los Lomógrafos Vieneses no siempre fue como la seda. “Ahora llevaremos a los Lomógrafos a los juzgados!” resonaba desde la oficina ejecutiva de la fábrica de LOMO PLC, y el ruido sordo del impacto de pesadas carpetas (llenas con demandas preparadas) en el robusto escritorio de madera del Presidente ejecutivo Aleksandr Mikhailovitch Aronov, retumbó en las paredes. “¿Parezco una abuelita? El dos veces doctor, presidente ejecutivo de LOMO PLC, quien había trabajado durante más de 30 años en la compañía, Aleksandr Aronov tenía pocas similitudes con una “Babuschka”. Sujetando el fax en sus manos, difícilmente podía creer lo que veían sus ojos; decía que un miembro de la Sociedad Lomográfica había contado a un redactor de un periódico de Chicago que la LOMO LC-A estaba siendo fabricada por abuelas en las naves de producción en San Petersburgo que llevaban pañuelos en la cabeza y se envolvían en chales. Una descripción, nada parecida al Presidente Ejecutivo, y desde luego nada que ver con la realidad de la compañía óptica de alta tecnología para la Ciencia, el Espacio y lo Militar!

Furioso con el escandaloso recorte de prensa, Aronov estaba listo para entrar en acción. Él no conocía a los Lomógrafos por entonces, solo conocía las cifras de la fabricación de la LOMO LC-A, que no gustaban mucho al ambicioso hombre. El experto el Lomografía de LOMO PLC Lazar Zalmanov fue convocado por el jefe. Durante años había llegado a ser un experto en explicar la Lomografía a sus superiores y en calmar los ánimos consecuencia de los crecientes costes de producción. Tras oir estas noticias él tampoco se alegró. Persuadió al Presidente Ejecutivo de que le concediera un poco de tiempo para asumir la noticia y dar los pasos necesarios para rectificar la situación. Al contrario que Aleksandr Aronov, que lo primero que pensó es que la información había sido distribuida oficialmente por la Sociedad Lomográfica (lo que por supuesto, no era el caso, los Lomógrafos siempre estuvieron impresionados con las asombrosas invenciones y la modernidad de la fábrica de LOMO PLC), Lazar Zalmanov instintivamente sintió que tal artículo debía ser tomado como un grave malentendido. La buena relación entre los Lomografos y LOMO PLC no debería romperse.

La historia del muy discutido artículo es la siguiente: Unos meses antes un mal informado Lomo Embajador dió una entrevista a un periodista americano, en la que usó las burdas palabras de mujeres mayores con pañuelos en la cabeza para describir la fábrica de LOMO PLC en San Petersburgo. Entonces, el periodista aderezó la historia (viejas mujeres se transformó en “Babuschkas”) y publicó su artículo acerca de la LOMO LC-A en un periódico de Chicago. Este artículo llegó a manos de un periodista radiofónico ruso, que se olió un auténtico escándalo: “Nuestra digna fábrica LOMO PLC es ridiculizada fuera” anunció en el programa de radio matutino. Un oficinista de LOMO PLC oyó ese programa matutino en su coche cuando iba camino del trabajo y casi no podía creer lo que oía. Tan pronto llegó a Chugunnaya Street envió un fax al Presidente Ejecutivo, informando de la impactante noticia e inmediatamente preparó largas demandas contra la Sociedad Lomográfica acerca del calumnioso artículo.

Lazar Zalmanov, que tras muchos años de contactos conocía perfectamente cuán fervientes fans de LOMO PLC eran los Lomógrafos, sopesó cómo podía solucionarse la situación. Él y su asistente dieron con la grandiosa idea de una atractiva ofensiva. Trató de explicar “la idea completa” al Director General, “es definitivamente un gran malentendido”, ya que el “problema Babuschka” no había venido de la información oficial de prensa de la Sociedad Lomográfica. “Con esto nos damos cuenta que la red global de Embajadores Lomográficos no saben mucho a cerca de nuestra respetable fábrica, y en lugar de demandar a nuestros queridos amigos deberíamos utilizar esta situación como una oportunidad para invitar a todos los Lomo Embajadores oficiales a San Petersburgo para enseñarles nuestras naves de producción y nuestros productos. Después les enviamos al ancho mundo para que informen lo mejor de nuestra querida fábrica LOMO PLC!”

Llevado por esta idea, el presidente ejecutivo consintió a la imaginativa propuesta hecha por el departamento de Relaciones Públicas. En el verano de 2001 Lomo Embajadores de todo el mundo se acercaron a San Petersburgo y fueron personalmente instruidos por Aleksandr Aronov en todos los secretos de LOMO PLC. Conocieron a las encantadoras y poco parecidas a abuelas, trabajadoras de la fábrica. Los de LOMO PLC y los Lomógrafos entonces lo celebraron haciendo un recorrido en barco por el río Fontanka. Unas pocas bebidas después, con un poco de coraje, estaban cantando canciones tirolesas a todo volumen. Bailaron ‘Kalinka’ y Lazar Zalmanov incluso recibió un masage de uno de los Lomógrafos!. A partir de entonces la comunicación fue mucho mejor y todas las partes estuvieron felices y satisfechas. ¿Qué pasó con el Presidente Ejecutivo Aleksandr Aronov? No estuvo presente en el feliz viaje de convivencia. Sin embargo, unas semanas después de la emergencia del artículo de las abuelas los Lomógrafos hablaron con él de reunirse en el mundialmente famoso brunch en el Hotel Europe en San Petersburgo. Frente a tarrinas de Caviar y vino espumoso se suavizaron las tensiones, se selló su amistad y comieron y rieron un gran trato. Desde enconces Aleksandr Aronov ha sido un ávido partidario de la Lomografía y desde 2006 ha sido el presidente de la junta directiva de LOMO PLC.

Visita el micrositio del libro

escrito por ungrumpy y traducido por lady_diana

Aún no hay comentarios, sé el primero

Leer este artículo en otro idioma

La versión original de este artículo está escrita en English. También está disponible en: Deutsch & Italiano.