Petzval_preorder_header_kit

Ahora disponible para Pre-venta - Envío por orden de llegada

¿Estás registrado? Inicia sesión | ¿Eres nuevo? Regístrate | Lab | Estás en:

Los Muelles (Galway)

La Parada Española (comúnmente e incorrectamente conocida como "el Arco") es un refugio para turistas, gastadores y para esos que buscan un conveniente lugar fotográfico para embriagarse en los meses un tanto calurosos de verano en Galway.

Ve a través del Arco Español (construido en el 1584 para mantener afuera a la enfurecida armada española) y camina por el Camino Largo pasando vastas casas multicolores que señalan el lugar de encuentro de los cisnes de la cuenca Claddagh al otro lado de la bahía. Sigue la angosta carretera hasta los apartamentos de lujo y oficinas en la esquina y te enfrentarás con, la mayoría de los días de la semana, la imponente silueta de una montaña de basura.

Cada par de semanas el metal chatarra de la ciudad es traído aquí para ser almacenado hasta que algunas semanas después un barco de carga se lleva la los deshechos a España, para que los españoles hagan lo que hacen con ellos. Información sobre la montaña de basura es un tanto difícil de conseguir en la superficie, pero tras una breve entrevista con uno de los trabajadores encargado de mantener la montaña en orden, descubrí que “Si hay una verja alrededor de la montaña, significa que sera recogida el lunes siguiente”.

La chatarra es transportada de camiones a la montaña, de la montaña a los barcos con una grúa con garras. Las mismas garras se ven imponentes cuando están descansadas – agachándose por el agua amenazante, como si en una maligna, oxidada contemplación – pero cuando están atascadas en la grúa se ven espantosamente animadas – parecen regocijarse agarrando, triturando y lanzando los restos oxidados de radiadores, carros y camiones hacia las mandíbulas en espera de la trituradora abordo del barco de carga. El transporte de tales vastas cantidades de metales oxidados inevitablemente crea mucho polvo, cubriendo toda superficie cercana con una capa de un mate naranja y haciendo los muelles ya lamentables verse mas viejos y decrépitos. El cargamento de los restos de chatarra es un espectáculo para la vista y siempre atrae a un publico pequeño pero leal.

Otro evento que regularmente atrae atención es la venida o ida de grandes petroleros costeros como el Solent Fisher y el Milford Fisher. El angosto portón del muelle solo tiene espacio para estos barcos de 4000 toneladas y sus 91 metros de longitud parecen pasar lentamente, desde luego, con un silencio sobrecogedor. Los marineros vestidos en un atuendo naranja brillante y cascos verdes se inclinan sobre el borde y miran la pequeña, dispersa audiencia como cansados, altos Oompa-Loompas.

Visible al lejano extremo este de los mulles hay 11 vastos tanques de almacenamiento de aceite Shell, elevados sobre Bothar na Long (Irlandés para “Camino de Barcos”) y rodeado por una pared gris siniestramente cubierta con vidrios rotos.

Los muelles están cerca de su extinción en su forma actual con la venida de una iniciativa gubernamental nueva, una inversión de €2 billones llamada “flagship project” del Oeste de Irlanda. Mucho de lo que hacen a estos muelles un buen lugar para fotografiar – el sucio, lo oxidado, el desgaste – sera pronto reemplazado por ostentosos restaurantes y barcos cruceros.

escrito por petunia y traducido por don_giovanni

Aún no hay comentarios, sé el primero

¿Dónde es esto?

Fotos populares cerca de este lugar: ver más

Leer este artículo en otro idioma

La versión original de este artículo está escrita en English.