Petzval_preorder_header_kit

Ahora disponible para Pre-venta - Envío por orden de llegada

¿Estás registrado? Inicia sesión | ¿Eres nuevo? Regístrate | Lab | Estás en:

¡Hasta La Victoria Siempre!

Convertí mis vacaciones familiares en una inmersión cultural en la capital cubana de La Habana. Este Patrimonio Universal de la UNESCO realmente tiene tantas cosas interesantes que ofrecer. Una visita aquí se siente como un viaje al pasado sin la necesidad de una máquina del tiempo.

Para aquellos que entienden el idioma español, pero no el lenguaje comunista, “hasta la victoria siempre” significa “una revolución sangrienta”.

El Che Guevara fue un hombre interesante, un compa porteño, que es como llamamos a la gente de Buenos Aires, Argentina. “Porteño” viene de la palabra “puerto”. Alguien del puerto. El hermoso (note el sarcasmo) puerto del Río de la Plata.

Así que, la frase famosa del Che era “¡Hasta la victoria siempre!”, y eso es en lo que él creía. En 1959, en alianza con su amigo Fidel Castro (y el hermano de Fidel, Raúl), tuvieron éxito derrocando la dictadura cubana de Batista, para poder hacerle lugar a una nueva, pero igualmente censora, dictadura. ¡Viva la Revolución! ¡Cuba es ahora un país independiente, comunista y aislado.

Sarcasmo aparte, este recuento histórico corto y completamente opinionado sobre la historia cubana tiene un punto: 23 años después de la Revolución, y gracias al aislamiento del mundo que ha experimentado Cuba y su evolución, La Habana se ha declarado un Patrimonio Universal de la UNESCO. ¿Qué significa esto? Que conseguí unas buenas fotos de la década de los 1950, y que para viajar al pasado solo tuve que montarme en un avión por menos de cinco horas.

Ahora, para ser justo, esta “excursión auto impuesta” era solo una vacación familiar convertida en una misión de “aprendamos algo y tomemos algunas fotos”. Cuando decidimos irnos para el receso de Año Nuevo, Varadero era mi única opción, pues he estado esperando para estar cerca de La Habana para poder tomar fotos.

Así que, cuando llegó el día, creo que la decisión más fuerte de tomar fue cuál cámara traer. Resulta que una Holga de formato medio, cargada con película 120 en blanco y negro; una Diana Mini con película de 35mm a color; y mi DSLR fueron el equipo perfecto.

Me descubrí mayormente tomando fotos con mi Diana Mini. Supongo que la ciudad era tan increíblemente colorida que quise capturarla extremadamente vívida y contrastante. Siento que mi cámara digital mayormente documentó la experiencia, mientras que la Diana capturaba la esencia y la voz del lugar. La Holga salió solo ocasionalmente, cuando la composición y el sujeto parecían acaparar la escena.

Podría convertir esto en un artículo de “Lonely Planet” y decirles sobre la tasa de alfabetismo de 99.8%, el desempleo casi inexistente, e incluso sobre todo el trabajo de reconstrucción que se está llevando a cabo en La Habana, pero esas son cosas que pueden investigar por su cuenta. Lo que puedo decirles es lo que deben ver. Es desgarrador, pero inspirador; es irracional, pero aun así te hace cuestionarte tus propios valores; pero lo más importante es que es una experiencia única. Es como estar a la vez en Europa y de vuelta en casa en Buenos Aires. Es un viaje al pasado y un viaje al idealismo, y a lo es y lo que nunca debería ser, (como en la canción de Led Zeppelin: “what is and what should never be”).

Si nunca han ido, y no planifican ir, bueno, al menos puedo enseñarles lo que vi.

escrito por samistardust y traducido por isabelbatteria

Aún no hay comentarios, sé el primero

¿Dónde es esto?

Fotos populares cerca de este lugar: ver más

LomoLocalizaciones cerca de este lugar

Leer este artículo en otro idioma

La versión original de este artículo está escrita en English.