¿Estás registrado? Inicia sesión | ¿Eres nuevo? Regístrate | Lab | Estás en:

Serena Maneesh en las Islas Feroe

Cuándo: junio de 2007

Cuándo: junio de 2007
Con: Serena-Maneesh

Tras un retraso de dos horas (que sufrimos casi en su totalidad en el bar del aeropuerto mezclando varias botellas de brebajes alcohólicos baratos con distintos zumos) el avión de Atlantic Airways aterrizó por fin. Una porquería de avión enano como nunca había visto antes. La prima de Jan fue nuestra azafata y nos consiguió algunos bebedizos para matar el aburrimento mortal del vuelo. El avión hizo escala en Stavanger, y a continuación se dirigió a las encantadas Islas Feroe; allá en medio del Atlántico sin vecinos a la vista.

Los siguientes tres días transcurrieron entre risas y maravillas. Nos despertábamos cada día y nos encontrábamos un sol radiante y embriagador mientras nos dirigíamos al festival para encontrarnos con viejos amigos y hacer algunos nuevos. Serena tocó un set genial que mejoró el caos organizativo, lleno de cambios y pruebas de sonido. Luego no paramos entre el backstage, el punto de catering y el resto de escenarios. La comida era excelente y comimos hasta hartarnos. Las noches terminaban siempre en la zona de backstage, entre bebidas y algún que otro desinhibido que trataba de mostrar al mundo sus habilidades para el baile. Nosotros nos sentábamos y hablábamos.

El sábado era nuestro día libre. Nos recogieron temprano y nos llevaron al muelle, en donde esperamos a que llegara el resto de la gente antes de tomar un pequeño barco. Nos alejamos 2 millas de la costa, nos sentamos en la proa y estuvimos pescando durante un par de horas gloriosas; bañados por el sol y bien lubricados con cerveza y champán. Fue una pasada estar allí sentados al sol, con la caña en la mano, rodeados de colegas y sin un alma en millas a la redonda. Las abruptas montañas parecían zambullirse en el océano ante nosotros. Fue una experiencia genial. Al marcharnos teníamos 23 bacalaos en los sedales y los dejamos en un enorme barco de madera cuyo capitán tenía que cocinarlos para nosotros esa noche.

El domingo nos levantamos; nos tomamos un huevo con panceta para desayunar y embarcamos de vuelta a Oslo… De vuelta a la lluvia… De vuelta a la vida normal

escrito por ghostkamera y traducido por basho

1 comentario

  1. fascinatingirl

    fascinatingirl

    me gusta este grupo!!!

    Hace casi 3 años · marcar como spam

¿Dónde es esto?

Leer este artículo en otro idioma

La versión original de este artículo está escrita en English.