¿Estás registrado? Inicia sesión | ¿Eres nuevo? Regístrate | Lab | Estás en:

Cuando La Sardina fue a Disneyland París

Hace mucho tiempo que me enamoré de las cámaras La Sardina, especialmente de la edición especial Seoul. No me pude resistir a la posibilidad de personalizarla y hacerla tuya propia y, afrontémoslo, las cámaras La Sardina son adorables e irresistibles. Así que me decidí por una de ellas, la compré y me la llevé a Disneyland París para probarla. Sigue leyendo para saber más sobre mi experiencia.

Tenía un poco de miedo porque estoy acostumbrado a la Recesky, una cámara muy barata con enfoque manual. Nunca me atrajo el enfoque por zonas, pero vi varias fotos, leí algunos artículos y me decidí. En cuanto tuve mi Sardina, ¡no pude dejar de sonreir de lo bonita que era! Y decidí que tenía que probarla por todo lo alto, así que compré unas entradas para Eurodisney y me llevé La Sardina dispuesto a probarla.

Lo primero que notarás en esta cámara es que su enfoque, aunque es muy fácil de usar, algunas veces puede funcionar muy bien, pero otras no tanto. No creo que el tipo de película que uses marque la diferencia, pero como se puede ver aquí, aunque la distancia es más o menos la misma, algunas imágenes están mejor definidas que otras. Además el lado derecho de las fotos también está más enfocado que el izquierdo.

Otra cosa que verás son unas pequeñas marcas que deja la lente a veces:

Tengo que advertiros que, aunque todos sabemos lo que hay que hacer para desbloquear la lente antes de disparar, es importante asegurarse de que lo hacemos bien; yo perdí unas cuantas fotos porque el obturador no se abrió, o salieron unos triángulos en las esquinas porque solo se abrió un poquito. No sé si es un defecto de la cámara o simplemente no lo hice bien, pero prestaré más atención a eso la próxima vez.

Aun así, estoy bastante satisfecho con los resultados y quiero probar con diferentes tipos de película e ir un poco más allá de la fotografía convencional.

Pero antes, algunas fotos más de mi visita a Disneyland París.

Y un vistazo más a un par de experimentos que hice en aquella prueba:

Es muy fácil hacer dobles exposiciones, tanto que algunas veces las hice sin querer. Probablemente pulsé más de la cuenta el botón cuando cambié del modo B al N, pero aún no estoy seguro.

Todavía hay muchas cosas que tengo que aprender de esta cámara, pero puedo decir que ahora me gusta mi Sardina mucho más; no solo es bonita, también funciona bastante bien. Me encanta poder llevarla a todas partes y divertirme con mis amigos, siempre sale bien. Ya conocéis el lema de La Sardina: mejor servir con amigos. Así que adelante, ¡pasadlo bien!

¡Prepárate para surcar los mares con nuestra nueva colección de La Sardina!
Estas cámaras de 35mm están equipadas con una espectacular lente gran angular, un botón para hacer múltiples exposiciones y otro para rebobinar—todo lo que necesitas para tus escapadas llenas de aventura y emociones. ¡Hazte ya con tu propia cámara La Sardina!

escrito por joaomiguelsantoscunha y traducido por jelencitta

Aún no hay comentarios, sé el primero

¿Dónde es esto?

Fotos populares cerca de este lugar: ver más

LomoLocalizaciones cerca de este lugar

Leer este artículo en otro idioma

La versión original de este artículo está escrita en English. También está disponible en: Deutsch, Français & Português.