¿Estás registrado? Inicia sesión | ¿Eres nuevo? Regístrate | Lab | Estás en:

A Rusia con Amor: Mercadillo de Udelnaya, San Petersburgo

¡Es un lugar auténtico para verdaderos “cazatesoros”! Mientras viví en San Petersburgo, sólo una vez llegúe a ir a este mercadillo de Udelnaya. Así que, cuando volví de visita a esta gran ciudad, como me acompañaban dos de mis amigos que nunca antes habían estado en Rusia, por petición suya nos fuimos de visita a un mercadillo local.

No es muy fácil dar con él. Tenemos que subirnos a la línea azul del metro que se dirige al norte de la ciudad hasta la estación de Udeltnaya, luego caminar por el bazar en el que se vende toda clase de cosas, desde sujetadores baratos y ropa interior, hasta ropa de segunda mano y (¡cómo no!) frutos del bosque y setas “supuestamente” recolectadas, con todo el cariño, por unas entrañables “babushkas” en los bosques locales.
Debemos continuar al lado de las vías del ferrocarril hasta que alcancemos el mercadillo propiamente dicho, podemos decir que … ¡en el quinto … pino!

Si lo que esperabais encontrar era algo parecido al mercado de “Naschmarkt” en Viena, … ¡olvidaos!
No se parece ni por asomo. No penséis que disfrutaréis de un desayuno de diseño, con una copa de Prosecco en las manos, escuchando a unos cuantos violinistas. El Mercado de Udelnaya es tan desagradable como parece.
Cientos de metros cuadrados polvorientos y fangosos, llenos a rebosar de trastos y basura, con todos los artículos a la venta directamente en el suelo, incluidos artículos de dudosa procedencia (… que son los que más claro tienen su origen …).

No esperéis encontraros con alguna ganga de interés de la época soviética. Si en algún momento se os pasó por la imaginación el toparos alguna cámara Lomo barata y artículos de ese tipo, siento desilusionaros … pero eso no va a pasar.
Hace mucho que aquellos tiempos ya se fueron y las buenas oportunidades se vendieron hace algunos años. Lo que sí os podréis encontrar todavía son algunos cinturones del ejército, con la dorada estrella de bronce en sus hebillas, bustos de Lenin y Mayakovsky, así como boquillas soviéticas para los cigarros, pero eso será todo.
Además, los vendedores realmente saben lo que los extranjeros buscan, así que no esperéis encontraros nada que sea realmente barato. Lo que seguro que os encontráis aquí serán guitarras sin cuerdas, muñecas rotas, bolsos, zapatos y ropa, … ¡que ya les gustaría ser viejos de verdad! y también añejos discos de vinilo rotos, viejas latas de azúcar, cassettes y todas las variantes posibles de basura de ese tipo.
El lugar es muy popular entre la gente socialmente desfavorecida, desde jubilados hasta pobres alcohólicos, que no tienen ninguna otra esperanza de supervivencia aparte de intentar sacar unas perras vendiendo algo, (en realidad, todo), de sus casas o de los cubos de la basura, que repasan con regularidad.

Y para terminar, un consejo: ¡tened cuidado al sacar fotos aquí! A la gente no le hace ninguna gracia en absoluto el hecho de ser fotografiada y puede ser “verbalmente agresiva”, ¡así que ya os veo con pies de plomo y disparando como un espía!
Os deseo buena suerte y … ¡ya me contaréis!

escrito por neja y traducido por jaalvarez

2 comentarios

  1. jaalvarez

    jaalvarez

    Quizá este tenga una historia triate, pero me encantan los mercadillos ... Las fotos son geniales, tienen, incluso, "aspecto de mercadillo" ... @neja Here we are!! Perhaps this one had a sad history, but I like the fleamarkets ... The photos are great, they have even a "fleamarket look" ...

    Hace más de 1 año · marcar como spam
  2. neja

    neja

    Muy bien!

    Hace más de 1 año · marcar como spam

¿Dónde es esto?

Fotos populares cerca de este lugar: ver más

LomoLocalizaciones cerca de este lugar

Leer este artículo en otro idioma

La versión original de este artículo está escrita en English. También está disponible en: 中文(繁體版), 中文(繁體版), Spanish & 中文(简体版).