¿Estás registrado? Inicia sesión | ¿Eres nuevo? Regístrate | Lab | Estás en:

No cierres las cortinas cuando el sol ilumina tu habitación

¿Qué harías o dejarías de hacer si te encontraras una casa abandonada o un apartamento cerca de donde vives? ¿Se convertiría en un refugio secreto para ti y tus amigos? O, ¿simplemente lo dejarías abandonado? Un artista de Canadá, James Nizam, tiene la mejor sugerencia.

Foto vía James Nizam

James Nizam empezó su proyecto, Trace Heaven, en una casa abandonada. Es un proyecto relacionado con un recurso natural, la luz del sol. Para realizar su proyecto, cortó trozos y agujeros en las paredes de algunas de las habitaciones. Por supuesto, recibió el permiso de las autoridades para hacerlo.

A pesar de que Nizam ha hecho toda su preparación, todavía tiene que esperar hasta que el sol alcance una determinada posición en el cielo antes de que la luz solar pueda fluir en la habitación. A través de pequeños espejos colocados en el interior, la luz que entra por las aberturas estratégicamente colocadas se proyecta en varias direcciones. Ayudándose de exposiciones múltiples y ajustando los espejos consigue crear formas y patrones.

¿Es la pintura de luz de Nizam muy diferente a la nuestra? Además de utilizar una antorcha o una linterna o el móvil, ¿por qué no hacer uso de la luz solar? Si deseas saber más acerca de la realización de este proyecto, puedes echar un vistazo a las fotos “detrás de las cámaras” de Trace Heaven.

Aunque se necesita un cuidadoso cálculo y una habilidad especial para un proyecto como éste, todavía es posible llevarlo a cabo con perseverancia. Aparte de simplemente esperar un buen momento para disparar, también podemos crear algo especial y pulsar el disparador en cualquier momento. ¡No limitemos la creatividad!

La información de este artículo se ha tomado de James Nizam y Petapixel.

escrito por heiwa y traducido por sinvertigo

Aún no hay comentarios, sé el primero

Leer este artículo en otro idioma

La versión original de este artículo está escrita en English.