¿Estás registrado? Inicia sesión | ¿Eres nuevo? Regístrate | Lab | Estás en:

Mis ocho trucos personales para hacer fotos con poca iluminación

Me gustaría compartir algunos de mis trucos personales para hacer fotografías correctamente expuestas con poca iluminación. Sigue leyendo para conocerlos.

Ahora que las hojas están cayendo, las noches cada vez son más largas y se encienden las velas, se hace más difícil conseguir fotos bien expuestas. Siempre puedes usar un flash, claro, pero también puedes destruir por completo esa cálida atmósfera. Necesitarás algunas herramientas y técnicas para tus aventuras fotográficas. Aquí tienes algunos de mis trucos personales.

Foto de inrod

1. Usa una cámara con exposición automática.

Para mí es muy útil saber que mi cámara se encarga ella solita del tiempo de exposición o la apertura; o incluso de ambas cosas. Lo único que necesitas es mantener tu cámara lo más quieta posible. Mi LC-A se encarga de dejar pasar la cantidad de luz necesaria para plasmarla en la película. Usando La Sardina con el modo B, también funciona. Sin embargo, puede que te lleves un chasco con las fotos reveladas.

Foto de inrod

2. Usa una lente sensible a la luz con una apertura menor de 2.0.

Cuando uso mi SLR, siempre le coloco la lente más sensible a la luz que tengo. Esto me ayuda a obtener fotos más nítidas ya que el tiempo de exposición es más corto. Sin embargo, esto es difícil de conseguir con las cámaras compactas; así que suelo usar mi LC-A o mi Minox 35 GT, ya que tienen una apertura de alrededor un 2 con algo. Otras opciones podrían ser una Minolta CLE o una LEICA M con las lentes apropiadas.

3. Hazte con un trípode pequeño que puedas colocar sobre una mesa.

Puedes encontrar diferentes tipos de trípodes lo suficientemente compactos como para poder colocarlos en una mesa. Esto te ayudará a mantener tu cámara quieta.

4. ¿No tienes un trípode a mano? Coloca tu cámara sobre una botella o algo así.

La mayoría de las veces no suelo llevar el trípode encima, así que tengo que buscar otra alternativa. Puedo colocar mi cámara sobre la mesa para minimizar el movimiento. O quizá en el respaldo de una silla, apoyada en una botella vacía o cualquier cosa que tengas cerca y que pueda hacer de trípode. O, simplemente, trata de mantener tu cámara lo más quieta posible.

5. Usa película de ISO 400 o mayor rango.

Bueno, el título lo dice todo. Cuanto mayor es el ISO, más sensible a la luz es la película. Así, el resultado es un tiempo de exposición más corto.

6. Busca las siluetas.

Si hay menos luz, haz que tu objetivo se coloque enfrente de la luz y toma una foto que muestre su silueta.

7. No te frustres.

¡Esto es muy difícil! Incluso cuando te esfuerzas al máximo, a veces, los resultados no salen como esperabas. No te frustres. Echa un vistazo a tu copia e intenta averiguar qué hiciste mal y por qué. Trata de darle una segunda oportunidad para hacerlo mejor.

8. Sé valiente y usa tu cámara.

Para mí este es el truco más importante. Personalmente, pienso que los momentos más bonitos del día son al ocaso y durante la noche. Se necesita coraje para seguir tomando fotos con largos tiempos de exposición. Simplemente, toma un poco de aire y dispara. Si no lo haces, perderás la oportunidad de capturar esos momentos tan preciosos. La mayoría de las veces, hay más luz de la que tú creías.

Yo creía que no había suficiente iluminación – obviamente y, por fortuna, sí que la había.

escrito por inrod y traducido por liquorice

Aún no hay comentarios, sé el primero

Leer este artículo en otro idioma

La versión original de este artículo está escrita en English. También está disponible en: Türkçe, 中文(繁體版), 中文(繁體版), Italiano & Deutsch.