¿De qué va eso de la Lomografía?

El fenómeno lomográfico comenzó en las calles de San Pertersburgo en 1982. Por aquel entonces, el ministro de Defensa e Industria de la URSS y su camarada, el director de LOMO, la fábrica rusa de armas y artículos de óptica, examinaron una cámara japonesa con una lente nítida de cristal, una gran sensibilidad a la luz y una robusta carcasa. Al percatarse del potencial extremo de esta mini-cámara, dieron órdenes de copiar inmediatamente el diseño y mejorarlo con objeto de producir la mayor cantidad posible para el gozo y disfrute del pueblo soviético. Decidieron entonces que cada respetable camarada comunista debería poseer una LOMO KOMPAKT AUTOMAT. Así nació la LOMO LC-A

Casi una década después, la popularidad de la LOMO LC-A estaba de capa caída, pero un grupo de estudiantes austríacos se encontraron con esta adorable cámara en algunas tiendas de fotografía antiguas, compraron un par para divertirse, las cargaron con películas, dispararon desde arriba, con la cámara entre las piernas, desde la cadera e incluso a veces miraban por el visor.

Después de revelar la película en su supermercado de confianza del barrio, se encontraron con una verdadera sorpresa: miles de imágenes divertidas, tristes y estridentes de su pequeña aventura, con enfoques y desenfoques maravillosos. Era la vida en vivo en la República Checa. Las imágenes eran increíbles. Todos los presentes se vieron sobrecogidos por una aplastante sensación de alboroto como nunca antes habían experimentado.

Lo que ocurrió después era de esperar. Al ver las increíbles fotos, amigos, familiares, extraños, ¡todos querían tener su propia cámara LOMO! En 1992 se fundó en Viena la Sociedad Lomográfica (Lomographische Gesellschaft), con el fin de llevar el mensaje de la LOMOGRAFÍA a todos los rincones del planeta.

La esencia de la Lomografía son las fotografías:

potentes, intensas, alocadas, tremendas, únicas, crudas, excitantes, sexys.

La Lomografía se trata enteramente de fotografías. No hay nada comparable a la sensación de sumergirse visualmente en una piscina de lomografías brillantes, nuevas y de dulce aroma. Mis fotos, tus fotos, las fotos del mundo, fotos de momentos efímeros, de pasiones secretas, aburridas, de momentos impactantes, de dedos de pie, de cosas absurdas difuminadas. De todo. La Lomografía recopila, atesora y presenta todo esto.

Crea tu propia cuenta LomoHome, rebusca en tus polvorientos archivos y no pares de compartir con nosotros tus fotos. Muestra al mundo tus obras maestras, tus accidentes afortunados, tus extraños humores fotográficos y tus visiones lomográficas más intensas y personales. El sitio Lomography.es está listo y técnicamente preparado para tragar y digerir todas tus fotos analógicas.

Así pues, que empiece la fiesta y no lo olvides: tú eres Lomografía.

escrito en 2010-06-01 en