Conociendo a Endorphin - Fue lomohome de la semana

6

Ser lomohome de la semana es todo un honor para los lomógrafos y en este caso tenemos el gusto de conocer a Endorphin, un valiente estudiante de Humanidades decidido a no curarse de su obsesión por la lomografía.

Créditos: endorphin

Al hacer esta foto pensé “menuda chorrada de foto”; la tipica que haces para rellenar el carrete, además he de añadir el enorme esfuerzo que tuvo que poner la pobre modelo ya que, al contrario de lo que parece, estar sentado en éste puente fue bastante incomodo para ella. Al cabo de unos días resultó ser la foto más popular de mi lomohome.

La historia de endorphin es la clásica historia de chico conoce a chica. Chico ve maravillosas lomografías en el muro de Facebook de chica. Chico se enamora de… Lomography. “Hará unos tres años conocí a una maravillosa persona llamada Carla. Ella colgaba las fotos que hacía con su cámara lomo en Facebook y al verlas me quedé hipnotizado por la magia que desprendían, unas imágenes totalmente de ensueño. Al preguntarle cómo había conseguido esos resultados, me dijo que utilizaba una cámara llamada Diana F+. Investigué y encontré el mundo de la lomografía, pero no fue hasta el 29 de mayo del año pasado cuando, por mi cumpleaños, me regalaron una preciosa Diana Mini. Empezó mi amor incondicional por lo inesperado, por el grano, por el blanco y negro, por el proceso cruzado, por la experimentación y por la imperfección”, nos relata Lluc.

Créditos: endorphin

Era un frío día de invierno. Empezó a nevar, se suspendieron las clases en el instituto y aproveché con un amigo para ir a tomar fotos en medio del campo nevado. Simplemente unas vistas preciosas. Después de disfrutar de la nieve, ya sin sentirnos los dedos de los pies de lo congelados que estaban, nos dirigimos en casa de Carlota (la del antifaz para dormir) donde nos tomamos una deliciosa taza de chocolate caliente. Luego aprovechamos para tirar alguna que otra foto. ¡Por cierto! La chica del lado de Carlota es la famosa Carla, la culpable que me adentró en este mundo analógico.

Este valiente estudiante de Humanidades (y seamos sinceros, con los tiempos que corren estudiar Humanidades está entre lo heroico y lo suicida) teme que en realidad su amor por la lomografía se esté transformando en “*una total obsesión patológica*” de la cual nunca jamás se quiere curar.

Créditos: endorphin

Esta foto pertenece al primer carrete de mi Diana Mini y por lo tanto a mi primer carrete lomográfico. Fue mi foto estrella en su momento, y aún sigue siendo una de mis fotos favoritas.

Nos confiesa que de su lomohome le gusta todo y se lamenta de solo tener dos cámaras para disparar “la Diana Mini, la cual la utilizo para todos aquellos momentos inesperados, rápidos y sin pensar. La otra cámara és La Sardina, de la cual estoy muy orgulloso de mis resultados con ella, así que si entre mis lomografías buscas fotos más consistentes, potentes y en definitiva más cuidadas, buscad entre los álbumes de La Sardina, en especial el álbum “Los colores del invierno” del cual estoy bastante contento. Evidentemente no esperes fotones de esas que te hacen caer de la silla, pero bueno ¿uno hace lo que puede no?”

Créditos: endorphin

Una de las dobles exposiciones que más me gustan. Me encanta la sensación que da de vínculo entre la chica y la tierra, parecen ser un único ser. Simplemente me transmite mucha paz. ¿O quizás es un simple fantasma echando la siesta?.

endorphin también nos confiesa que es una persona muy tímida y que para su sorpresa a de admitir que ha “tenido el placer de conocer muchos lomógrafos brillantes tanto a través de la comunidad virtual comopersonalmente, sobre todo gracias a las magníficas lomoquedadas barceloninas del grupo “Analógico Mola Más” en las cuales he aprendido y disfrutado muchísimo. Desde aquí un gran saludo para ellos y con ansias de un nuevo encuentro".

Créditos: endorphin

Una foto reciente. Me encanta por distintos motivos; a parte de los colores saturados que tiene y de los recuerdos que me evoca, éste verano también significó un cambio importante en mi vida, significó la muerte del instituto y la bienvenida a la universidad, el adiós al pueblo y el hola a la ciudad, un hasta luego a las caras de siempre y un “¿hola como te llamas?” a caras nuevas, una nueva etapa por descubrir.

Para finalizar nos comenta que para el ser lomohome de la semana supone todo un honor. “Siempre intento leer todas las entrevistas a los lomohome de la semana y ahora pasar de ser el lector al entrevistado me hace sentir un poco raro, pero sin duda muy afortunado. El tema de los piggies, pues la verdad es que eso para mí es lo de menos, cómo soy un pobre estudiante solo puedo aspirar a reunir los 200 piggies y comprarme de todo, pero claro llegar hasta ahí tiene su esfuerzo, yo de momento ya he fracasado dos veces, pero bueno seguiré intentándolo. Lo que sé es que algún día conseguiré mi deseada Lomo LC-A+ con o sin piggies.”

escrito por drame el 2012-10-23 #lifestyle #lomohome #historia #semana #drame #conocer #endorphin

6 Comentarios

  1. sommer
    sommer ·

    encantada de conocerte un poco mas @endorphin !

  2. espiadimonis
    espiadimonis ·

    Encantada senyoret!

  3. endorphin
    endorphin ·

    @drame Muchas gracias por el artículo!!
    @sommer @espiadimonis gracias, lo mismo digo!! :)

  4. xaviru
    xaviru ·

    genial entrevista, como siempre! un plaer, @endorphin!

  5. guanatos
    guanatos ·

    lluc ets molt gran! muchas felicidades nano

  6. jmcedo
    jmcedo ·

    Molt bé @endorphin!.

Más artículos interesantes