LomoViajes: @anitalakarina nos lleva a Japón

Como ya sabéis nos encantan los viajes y que nos traigáis algún detalle... ¿Y cuál es el mejor regalo que nos podriáis traer? Sí, ¡¡¡regalos analógicos!!!

En este LomoViajes, Anna nos lleva a descubrir Japón, donde lo tradicional se fusiona con la modernidad. A su viaje se llevó su Lomo LC-A+. En palabras de Anna, “En mis viajes siempre llevo cámaras analógicas y un montón de carretes, sobretodo de estilo experimental que creen fotografías únicas y sorprendentes. Me encanta cuando revelas un carrete y salen imágenes que no esperabas y como poco a poco vas aprendiendo de los errores para sacar mejores fotos la próxima vez. Suelo utilizar carretes de 400 ISO ya que son más versátiles y me garantizan mejores resultados. Aun así, soy muy de preparar bien qué carretes usar en cada viaje según el clima del lugar que visito.”

Anna nos guiará a través de un viaje analógico experimental por las calles de Osaka y Tokyo, así como por los bosques de bambú y los templos de Kioto, un lugar melancólico y tranquilo que es el nido de la cultura japonesa.

En Osaka solo pude estar un día y lo aproveché para probar una cámara que había comprado unos días antes en Tokyo, la Kodak retina automatic I. Esta vez quería imágenes de la ciudad en blanco y negro así que opté por poner el Lady Grey B&W 400 ISO. Hacía un día muy soleado y aunque creo que las fotos están un poco sobre expuestas, son de mis favoritas del viaje. No quería irme de Japón sin disparar en 120. Mi primera cámara lomography fue la Diana F+, así que le tengo mucho cariño a este tipo de formato. Compré un carrete Lomochrome Turquoise y utilicé la Holga 120 para fotografiar la arquitectura de esa Osaka futurista que tanto me sorprendió.”

Kyoto es tradición y quise crear un contraste entre lo tradicional y lo moderno en mis fotografías. Así que usé carretes experimentales que me dieron resultados diferentes e imperfectos. Por ejemplo el Redscale XR 50-200 35mm, que es de los primeros que probé de Lomography. Me encantan las diferentes tonalidades de rojo que crea este carrete. Lo utilicé con la cámara Sprocket rocket, es una cámara que me apasiona, con mucho rollo y que hace unas panorámicas geniales.

“¡Oh Tokyo! es una ciudad llena de contrastes y me encantó perderme entre sus calles, no dejó de sorprenderme en ningún momento.Quería tener buenas fotos de la ciudad así que cuando quiero asegurar buenos resultados utilizo la cámara Lomo LC-A+, ¡mi favorita! Esta cámara es icónica y me apetecía mucho tenerla porqué puedo controlar el ASA, las fotos salen llenas de vida y puedo hacer múltiples exposiciones. En realidad, poder crear doble exposiciones fue lo que me hizo interesar por la lomografía. En Tokyo experimenté por primera vez con el carrete Lomography color 800 ISO. Quería captar la magia de la ciudad al atardecer. Me enamoró cuando lo utilicé justo antes de la puesta de sol ya que el azul del cielo quedó precioso y muy vibrante!


Gracias por estas fotografías y por tus palabras. Puedes seguir a Anna en su cuenta de Instagram


¿Quieres compartir con nosotros tus LomoViajes? Envía un email a marta.grueso.coy@lomography.com con el asunto "LomoViajes" y únete al espíriru viajero de Lomography.

escrito por martagruesocoy el 2018-07-24

The Lomogon 2.5/32 Art Lens lets you widen your world – yet it isn’t any wide-angle lens. Designed to electrify escapades great and small, it’s your ticket to the definitive Lomography aesthetic. Sweet saturation, high contrast, cutting-edge optical quality, unique bokeh, super-speedy aperture mechanism – the Lomogon is the ultimate Lomo eye on the world. Head over to Kickstarter now to discover everything you need to know about our latest invention, and save up to 40% on its final retail price with our amazing Kickstarter specials!

Más artículos interesantes