Irene Gonzalez: De Bilbao a Londres

2017-12-06 1


Irene Gonzalez es una fotógrafa de Bilbao radicada en Londres. Comparte con nosotros su historia con la fotografía analógica y sus proyectos más recientes.

Hola Irene, Bienvenida a la Revista de Lomography ¿podrías presentarte a
nuestros lectores?

¡Hola! Nací y crecí en Bilbao y hace cinco años me mudé a Londres para estudiar fotografía. Terminé el año pasado la carrera, pero aquí me quedo para continuar con la foto. Además, aunque no os lo creáis, llueve menos días al año en Londres que en Bilbao. (¡Y se agradece!)

Créditos: Irene Gonzalez

Cuéntanos más acerca de tus inspiraciones.

El primero de mi lista es siempre Jason Fulford. Su obra se centra en las cosas del día a
día, disparando con una cámara analógica en 6x6 y suele diseminarse en formato libro.
Probablemente esto último fue lo que más me atrajo de él porque los libros y fanzines
forman una parte muy importante de mi trabajo. Publicaciones como ‘The Mushroom
Collector’ o ‘This Equals That’, tienen el poder de sumergirte en un viaje muy personal
basado en los ojos del otro, como si estuvieras en una galería cada vez que abres la
primera hoja y puedes visitarla todas las veces que quieras. Gracias a Fulford descubrí a
otros fotógrafos como Gregory Halpern, Gus Powell o Ed Panar, a los que estudio en
detalle a la hora de comenzar un proyecto nuevo.

Tom Hunter y Nadav Kander también son fotógrafos a los que recurro mucho a la hora de
buscar inspiración pero sobre todo por su saber hacer. Hacen las cosas bien, con
seriedad y eficiencia; y hay veces que eso es lo que necesito para que los proyectos no
se queden en mi móvil en una nota titulada ‘1D€A$’ (de verdad). Cuando los oyes hablar
sobre proyectos como ‘Travellers’ de Hunter, o ‘Dark Line’, que es el más reciente de
Kander, se nota que todo está pulido, analizado y calculado al milímetro. Aunque a veces
yo también me subo al carro de los románticos y estoy a favor de dejarse llevar, esto no
siempre funciona, y tenerlos a ellos como referentes me ayuda mucho.

Créditos: Irene Gonzalez

¿Cuándo descubriste la fotografía analógica – fue amor a primera vista?

Empecé a disparar en analógico cuando tenía 15 años, con una Pentax K1000 que sigo
usando, y muchos rollos de Ilford XP2 y de vez en cuando algún Fuji Superia 200.
El hecho de usar ese tipo de cámaras no es que me enamorara, pero si me gustaba
mucho más sacar en analógico que en digital. Me encantaba el misterio de no saber
exactamente como sería la imagen y tener que esperar una semana para recibir los
negativos procesados, pero no fue amor a primera vista.

Lo que me enamoró del carrete, lo descubrí un año después, fue trabajar en el laboratorio
y ver todo lo que podía hacer a la hora de ampliar mis imágenes. Pasar horas con la luz
roja, intentando conseguir la imagen perfecta, el contraste adecuado, ajustando los filtros
etc., fue lo que más me cautivó. Al final acabas estableciendo una relación mucho más
personal con tus imágenes, tú estás presente en todo el momento de ‘fabricación’ de la
foto, desde que aprietas el obturador hasta que las tienes en mano, ¡y esa es la razón por
la que sigo siendo fiel al carrete!

Créditos: Irene Gonzalez

¿Cuáles son las herramientas que usas en tu trabajo de película?

Hasta hace poco solía disparar mayoritariamente en 35mm pero durante el último año
empecé a hacer ampliaciones más grandes y con esos negativos me quedaba corta. Ya
había probado el formato medio antes, de hecho la primera cámara que tuve de 6x6 fue
una Diana F+, y también he usado bastante la Mamiya RB67. Pero hace un año encontré
al amor de mi vida, una Hasselblad 503 CW. Desde entonces es mi cámara principal y ya
me he pasado casi completamente a 120.

En cuanto a película siempre intento usar Portra 160 o Ektar 100, pero hay veces que
tanto en Londres como en Bilbao eso es un poco complicado y más en invierno, así que
uso Portra 400 u 800.

Créditos: Irene Gonzalez

Cuéntanos más acerca de tu serie de fotografías ‘Tramontana’

‘Tramontana’ es un proyecto que hice durante el pasado otoño e invierno sobre Menorca.
Siempre he pasado mucho tiempo en la isla pero solía ser en temporada alta, con lo cual
mi idea sobre Menorca no era la ‘verdadera’, la de la gente que vive allí durante todo el
año. Así que empecé a pasar pequeñas temporadas cada mes investigando la isla cuando
los turistas ya no están y vuelven la calma y el viento del norte, la tramontana.

Esta serie de fotografías es una exploración sobre la soledad buscada. Hay algo sobre
estar allí durante los meses más tranquilos del año que es muy reconfortante. Es un tipo
de silencio agradable, y para nada triste, a mi modo de ver. Los tonos de la isla se vuelven
un poco más verdes, las señales escritas en inglés pierden su función y las calas más
populares durante el verano están desiertas.

Créditos: Irene Gonzalez

Cada día me recorría la isla con la Hasselblad, que por cierto pesa lo suyo, e iba sacando
fotos a todas esas esquinas, lugares o momentos que me transmitían esta paz que no
veía en la isla durante otras épocas del año. Estaba sola porque quería estar sola, y no
necesitaba el ruido de una gran ciudad para calmarme. La verdad es que no escuchar
sirenas de coches de policía o ambulancias durante esos viajes no estaba mal.

Créditos: Irene Gonzalez

¿Cuál es tu opinión sobre el panorama fotográfico actual en Reino Unido?

La situación artística en el Reino Unido, a mi modo de ver, es bastante especial. Elijas la
disciplina que elijas, hay de todo, y siempre hay sitio para todo el mundo. Luego
obviamente algunos destacarán más que el resto, pero hay sitio y ganas de colaborar.

En cuanto a fotografía, creo que el típico personaje de fotógrafo está desapareciendo.
Ahora los que se dedicaban puramente a la foto se están metiendo en temas
multidisciplinares y están creando una plataforma audiovisual muy interesante. Pocas
veces se ven exposiciones únicamente fotográficas, siempre hay elementos distintos, ya
sea video, ilustración, o libros.

Creo que el Reino Unido ofrece un buen espacio creativo para experimentar con el estilo y la manera de trabajar que tenemos cada uno.

¿Tienes algún consejo para alguien que quiera estudiar fotografía en Reino
Unido?

Estudiar en el Reino Unido está bien, suena bonito, y ya de paso mejoras el inglés. Pero
creo que lo que hay que aprovechar desde el primer momento es la mezcla de influencias,
la diversidad, las oportunidades que hay, y las ganas que tiene todo el mundo de
colaborar y hacer algo nuevo, la gente es muy ambiciosa. Además en sitios como Londres
tienes cosas que ver todos los días como expos nuevas que nunca vienen mal. Si no
quieres salir de casa no es porque no haya nada, sino porque ha ganado Netflix.

Pero el mejor consejo que puedo dar a quien quiera pasar una temporada en el Reino
Unido, haciendo lo que sea, es que se dé prisa, antes de que el Brexit se ponga serio.

¿Proyectos para el futuro?

Creo que este año nuevo va a estar bastante centrado en libros. Hace unos meses, cinco
fotógrafos y yo montamos una editorial en Londres dedicada a los libros de artista,
llamada Duende Print (web, Instagram ).

Acabamos de estar en Paris para Offprint, exponiendo los libros que ya hemos publicado,
como ‘Land Of’ que es mi proyecto más reciente, y queremos seguir en esa linea durante
el proximo año. Estamos ya hablando con artistas con los que colaborar y crear nuevas
publicaciones, nuevos eventos en los que participar y maneras de seguir trabajando con
los libros.

(El carrete no ha muerto y los libros tampoco.)


Sigue el trabajo de Irene en su web y en su Instagram

escrito por rafaelcabral el 2017-12-06 #cultura #gente #lugares #londres #bilbao #reino-unido

¿Te gusta lo que ves? Haz clic aquí para más artículos festivos e inspiradores, en nuestra página Happy Holidays. ¡Podrás entrar en un concurso increíble para ganar una Hamper de Lomography, hacer un quiz divertido, y conocer todas las ofertas diarias más recientes!

Un Comentario

  1. guanatos
    guanatos ·

    Es super inspirador ver todo lo que hay detrás del trabajo de Irene. Gracias por compartir :)

Más artículos interesantes