Petzval_preorder_header_kit

Ahora disponible para Pre-venta - Envío por orden de llegada

¿Estás registrado? Inicia sesión | ¿Eres nuevo? Regístrate | Lab | Estás en:

Trucos para un viaje analógico

¿Estás planeando hacer una escapáda, ya sea una pequeña aventura o un viaje duradero? ¿Es eso un sí? Bien, he pensado en recopilar unos trucos para todos vosotros, los viajeros analógicos. ¡Lee más adelante, a ver si los encuentras útiles!

En algún momento del año pasado compartí con todos vosotros unas pocas razones sobre por qué disfruto viajando con mis cámaras analógicas y lomográficas (en inglés). Ahora deseo compartir con todos vosotros algunos trucos de viajes en los que he pensado, dado que estoy preparando un viaje de una semana.

Foto de plasticpopsicle

1. Analiza tus reservas de carretes primero, para decidir qué cámara(s) llevar.

Para mí, esto se ha convertido en un ritual desde que empecé a usar la fotografía analógica en mis viajes. En vez de decidir directamente qué cámaras llevar, hurgo en mis reservas de películas para ver qué tengo a mano. A partir de ahí, intento decidir qué cámaras casan mejor con las películas que tengo, teniendo en cuenta los lugares a los que viajaré.

Por ejemplo, digamos que tengo algunas películas diapositivas de 35mm y 100 ISO, y algunas películas negativas en color de 35mm y 400 ISO. Podría llevarme mi Lomo LC-A+ o La Sardina para fotografiar paisajes durante el día con los carretes diapos de 100 ISO, y utilizar mi Nikon FE2 para hacer retratos, fotografiar comidas u utilizarla en interiores con el carrete negatico de 400 ISO en color.

¡De cualquier manera, siempre acabo llevándome una cámara de gran angular conmigo, sin importar qué carreten tengo!

2. Guarda los carretes y las cámaras primero.

Esta es, probablemente, uno de los dilemas del viajero analógico: ¿Qué es lo primero que meto a la maleta? Yo siempre digo que las cámaras y los carretes tienen que ir antes que nada. ¿Por qué? Para asegurarte de que puedes llevarte todas las cámaras/carretes/accesorios que vayas a querer o necesitar, sin sobrepasar el límite de peso. El resto del espacio en tu equipaje deberías llenarlo con las cosas más básicas: ropa ligera, un set de viaje de artículos de baño, medicamentos, un libro de tapa blanda por si necesitas matar el tiempo en el aeropuerto y el Kit de Superviviencia del Lomógrafo (más tarde hablaremos sobre eso).

3. Llévate El Kit de Supervivencia del Lomógrafo. (en inglés)

¿Recuerdas esas cosas básicas que, cuando las unes te ayudan a evitar accidentes indeseados y tener más control sobre tus fotos? Bien, en tus viajes, más que nunca necesitarás El Kit de Supervivencia del Lomógrafo. No querrás que esos destellos de luz, esas accidentales dobles exposiciones y demás problemas potenciales arruinen tus preciadas fotos de tus viajes, ¿verdad?

4. Lleva los carretes en tu equipaje de mano.

Muchos de nosotros, los lomógrafos, somos precavidos en cuando a los escáneres de equipaje que puedan destruir nuestros preciados. A pesar de que la mayoría de los escáneres de hoy en día no estropean los carretes, siempre se pueden llevar los carretes en el equipaje de mano para pedir a los agentes del aeropuerto que los investiguen ellos mismos. ¡Más vale prevenir que curar!

5. Elije siempre el asiento junto a la ventanilla.

Pregunta a mis compañeros de viaje sobre mis asientos preferentes y te responderán que siempre, SIEMPRE, elijo (y consigo) el asiento junto a la ventanilla. ¡¿Para qué más pueden servir, si no es para sacar fotos del camino (o de las nubes)?!

6. De noche, utiliza el trípode.

Este año, en mi viaje a Singapur, decidí sacar algunas fotos del Marina Bay Sands y del horizonte. Llevaba mi Nikon FE2 cargada con una Fuji Superia 400, pero no tenía trípode. Me vi obligado a apoyar la cámara en una verja y esforzarme al máximo por estar quiero. Los resultados son buenos, pero si miras las fotos más de cerca, están un poco borrosas. Un trípode hubiese evitado el tamblor de mis manos y hubiese hecho de estas fotos unas postales perfectas.

Foto de plasticpopsicle

7. Sé rápido.

Siempre habrá una situación en que tendrás que hacer tus fotos de viaje tan rápido como puedas. ¿Hacer una foto en un mercado muy concurrido? ¿Intentar fotografiar a ese desconocido tan interesante? ¿Qué hay de esa escena tan interesante en las calles? Todas esas situaciones y más te pedirán que seas rápido.

Tomé esa foto de arriba en un autobús de Singapur. Algunos de los pasajeros se apearon, haciendo de la mujer mayor un sujeto interesante para una instantánea de “viajero solitario”. Cogí mi LC-A+, me la apoyé en el pecho, apreté y el disparador sin mirar. Un segundo más tarde y ella me hubiese fotografiado a mí.

¿Estoy seguro de que vosotros también tenéis algunos trucos interesantes, así que por qué no los compartís conmigo en un comentario?

escrito por plasticpopsicle y traducido por narando001

Aún no hay comentarios, sé el primero

Leer este artículo en otro idioma

La versión original de este artículo está escrita en English. También está disponible en: Русский, Nederlands & Deutsch.